Si quieres adelgazar, no hagas dieta (I)

Las dietas, como tales, nunca funcionan.
Las dietas, como tales, nunca funcionan.

 

Aceptémoslo. Cuando hablamos de hacer una dieta pensamos en seguir un régimen determinado durante un tiempo, lo más breve posible, que nos permita bajar unos kilos, para volver después a comer lo que nos llevó a esta situación. ¿Ves el error en este planteamiento? En lugar de aceptar que el problema son mis hábitos alimenticios actuales, y que debería cambiarlos por otros más racionales, en lugar de eso, trato de ver cómo puedo seguir como estaba.

 

Una dieta, planteada tal como hemos dicho, está condenada al fracaso, por definición. Lo único que funciona, además de la paciencia y la constancia, es pensar y mantener un régimen de alimentación sano y saludable.

 

Y ¿cuál puede ser ese régimen? ¡Buena pregunta!. Cuando miras la cantidad de dietas distintas que circulan por ahí, unas contradictorias con otras, todas con ejemplos de éxito, te das cuenta que la cosa no es fácil y que, incluso los dietistas, no lo tienen claro. ¡Yo, tampoco, por supuesto!

 

Se me ocurre que hay que tirar de sentido común y, como dije, paciencia y constancia. Paciencia porque perder peso muy rápido tampoco es bueno. Constancia para seguir con ello cuando el ritmo es más lento de lo que nos gustaría. Y para aceptar los altibajos, que los habrá.

 

Sin embargo, creo que la clave esta en la cabeza. Si seguimos viendo la comida sana, (algo de fruta, más verdura, menos carne, mucho menos azúcar, edulcorantes, refrescos y zumos de frutas, etc) como algo que no nos queda más remedio que hacer si queremos mantener el tipo, vamos a fracasar. Hasta que no cambiemos de actitud ante la comida, lo único que conseguiremos es subidas y bajadas con cada dieta que hagamos. Por mucha voluntad que pongamos, al final, ganaran los hábitos. 

 

Si buscas soluciones rápidas, no funcionaran a largo plazo. A corto, sí. A corto, puedes perder muchos kilos si dejas de comer. Pero lo recuperaras pronto y con rebote. No creo que valga la pena.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0