La carrera de tu vida

En las carreras, como en la vida, es importante saber hacia donde quieres ir.
En las carreras, como en la vida, es importante saber hacia donde quieres ir.

 

Las carreras de motos son espectaculares. Máquinas lanzadas a 200 km/h o más, frenadas de infarto ante curvas que llegan a toda velocidad, tumbadas increíbles, un reto en cada curva. Minutos de adrenalina a tope.

Pero la imagen que más me impresiona es la de los pilotos tumbados en el paso por curva, rozando el suelo con sus rodilleras, dando todo el gas que pueden. ¿Porqué? 

 

No miran hacia atrás, no van en esa dirección, no hay nada que ya puedan hacer ahí, es perder el tiempo y arriesgarse a una caida.

 

No miran donde están en ese momento, lo que tenían que hacer para estar en este punto, ya lo han hecho. Estan donde estan por las decisiones sobre el punto de entrada que tomaron antes de la curva.

 

Miran hacia adelante, fijándose donde está la salida de la curva y ajustando su trayectoria, confiando en su cuerpo y su instinto para conseguir hacer la trazada correcta. Cada uno tiene su propio estilo, unos son más técnicos, otros más agresivos, otros derrapan salvajemente. Pero todos hacen lo mismo, mirar hacia adelante, por la sencilla razón que es lo que funciona.

 

Es un poco una metáfora de la vida, Ante una dificultad, una curva de la vida (no todo son rectas fáciles donde basta con acelerar), podemos mirar hacia atrás, pero no servirá de nada, ya estamos en medio de la curva y hay que actuar. Estamos donde estamos, en parte, por las decisiones que hemos tomado anteriormente.

 

Podemos mirar hacia donde estamos, pero perderemos de vista la dirección en la que queremos ir y podemos acabar fuera, en la hierba. Cuando uno no tiene claro adonde va, puede acabar en cualquier sitio.

 

Mirar al futuro es la mejor opción. Mira hacia adelante, fija la vista al frente, hacia el futuro que quieres. Y ajusta la trayectoria para conseguirlo. Confía, como los pilotos, en tí mismo, en tu capacidad para tomar la curva correctamente. No te garantizará que lo consigas, los deseos sólo no bastan, pero maximizará tus oportunidades de conseguirlo.

 

Y si en esta no funciona, no te preocupes, curvas no te faltaran a lo largo de tu vida. Y en cada una de ellas, las decisiones que tomes y la dirección que establezcas te preparan para la siguiente.

 

¡Que tengas una buena carrera!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0